Publicado en: Mar, ene 2nd, 2018

Alcaldía de Santiago cierra oficina comercial de CORAASAN que operaba en su sede

Compartir!

SANTIAGO. Con el cierre de la oficina comercial de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de esta ciudad (CORAASAN) en la sede principal de la alcaldía loca, ubicada en el edificio municipal de la avenida Juan Pablo Duarte, se agudiza una litis judicial que mantienen las dos cabezas de esas instituciones por demandas y contrademandas a causa de deudas millonarias que datan desde el año 1999.

El enfrentamiento entre el alcalde Abel Martínez y el ingeniero Silvio Durán, director general de CORAASAN tiene su origen en una demanda que contra el Ayuntamiento se presentara en la justicia reclamando el pago de 185 millones de pesos.

Esa demanda fue presentada por los abogados de CORAASAN contra el cabildo luego que Abel Martínez depositara una querella por alegado desfalco en su contra en la Procuraduría de Lucha contra la Corrupción Administrativa.

El 16 de julio del 2017, el abogado Jorge Luis Polanco, en representación de CORAASAN, presentó la demanda contra el Ayuntamiento, reclamando el pago de los 185 millones de pesos como deuda por servicios de agua potable y alcantarillado desde el 1999 hasta la fecha.

No obstante, el Ayuntamiento de Santiago alegaba que CORAASAN le debía alrededor de 100 millones de pesos.

El pasado 15 de diciembre del 2017, la cuenta del Ayuntamiento en CORAASAN recibió un embargo retentivo u oposición de pago por un monto de 84 millones de pesos, luego que un empresario reclamara el pago de trabajos realizados y no pagados a la administración municipal.

Ese embargo se hizo a través de la Suprema Corte de Justicia, basado en una sentencia donde se ordenaba al Ayuntamiento de Santiago hacer un pago de 12 millones 814 mil 769 pesos a favor del contratista Rafael Conrado Santos, lo cual no fue acatado.

Este diario confirmó la información de que CORAASAN está cumpliendo con el embargo impuesto por la Suprema Corte de Justicia y no le está entregando los recursos económicos que percibe por el cobro del servicio de recogida de basura al Ayuntamiento local.

Se estima que en la oficina comercial que tiene CORAASAN en el Ayuntamiento local, recibe mensualmente más de un millón de pesos.

Ninguna autoridad municipal ha explicado las razones por las cuales fue cerrada la oficina de CORAASAN, pero se cree que tiene su origen en la litis judicial que mantienen Abel Martínez y Silvio Durán.Abel-martinez (1)

Dejar comentario

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>