Publicado en: Dom, Jul 8th, 2012

Economía de República Dominicana, en el vórtice de un volcán fiscal

Compartir!

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La economía de la República Dominicana registra un comportamiento del gasto público que debe mover a preocupación, debido a que el Gobierno le dio prioridad al gasto corriente hasta elevarlo al 76.7% de los ingresos fiscales a junio del presente año.

La advertencia fue hecha por el economista Fernando Álvarez Bogaert, en un análisis entregado a Acento.com.do.

Bogaert, PhD en Economía y ex ministro de Finanzas, afirma que para finalizar el año 2012 se proyecta un déficit de 122,000 millones.

“Este es el mayor déficit registrado en la historia del país, no sólo desde el punto de vista del monto, alarmantemente alto, sino como porcentaje del PIB, que representa alrededor de un 6%”, explica. A continuación el análisis íntegro:

En el vórtice de un volcán fiscal

Fernando Álvarez Bogaert

El comportamiento fiscal del año 2012 despierta reales complicaciones. Esta realidad tiene su origen en la confluencia de estos factores: la caída de los ingresos, el aumento y aceleramiento del gasto público y la captación de financiamiento anticipado.

Las recaudaciones de enero – junio 2012 fueron 18.1% mayores que las de igual período de 2011, al pasar de 138,400 millones en el 2011 a 163,400 millones de pesos en el 2012. No obstante, se advierte una reducción de 4.4% con respecto al estimado originalmente, reflejando este hecho una caída de 7,500 millones  de pesos en ese período. Si consideramos, la ejecución, sin tomar en cuenta los 8,500 millones de pesos por la venta de la Cervecería, un ingreso no recurrente, la caída del semestre sería de 16,000 millones de pesos, lo que equivale a un 9.4% menos.

La composición del gasto público se muestra profundamente preocupante, pues se priorizó el gasto corriente (no incluyendo los intereses de la deuda) que representa un 76.7% de los ingresos fiscales a junio del 2012.

Solo con una acción dramática y rápida podríamos corregir esta crítica situación con daños tolerables. De modo de que tenemos que actuar inmediatamente, con decisión, si no el mercado corregirá la economía dominicana con daños económicos y sociales intolerables

El gasto de capital representa un 39.1% de los ingresos fiscales, lo que implica un incremento de más de un 100% con relación al 2011 como consecuencia del desbordamiento de los gastos en el pasado proceso electoral, al pasar de 30,615 millones en el 2011 a 63,800 millones de pesos para 2012 con el agravante de que todas las inversiones de capitales fueron cubiertas con déficits fiscales y con nuevos préstamos internos o externos.

El servicio de la deuda en el período enero-junio 2012 se encuentra por el orden de los 63,700 millones de pesos, lo que equivale a un 39% de los ingresos fiscales; incluyendo 9,700 millones para la recapitalización del Banco Central.

Al 1ro de Julio de 2012, el déficit fiscal se situó por el orden de los RD$48,800 millones de pesos, considerando ingresos extraordinarios por la venta de la Cervecería Nacional Dominicana por 8,500 millones.

Para el mismo período de los años 2010 y 2011, el déficit se colocó por el orden de los 30,100 millones y 11,300 millones de pesos, respectivamente. Hay que subrayar que el bajo nivel del déficit del período enero-junio 2011 se debió a que en ese año el financiamiento se empezó a utilizar a partir de julio.

El presupuesto proyectado para el 2012, que tenía como base un déficit fiscal de 27,500 millones, se diseñó sobre la base de supuestos macroeconómicos, y éstos, hasta hoy, no han sido alterados hasta el momento. Sin embargo, la situación descrita, se remitió al Congreso una Ley de Presupuesto Complementario que eleva el déficit presupuestado a 98,600 millones.

Este déficit considera la Ley de Presupuesto Complementario de 51,100 millones y el addendum del “factoring” con el Banco de Reservas por RD$20,000 millones (deuda de contratistas que asume el Banco de Reservas) cubiertos, en su totalidad, con préstamos, debido a que el financiamiento para apoyo presupuestario, estipulado en el presupuesto original, se había consumido en más de un 90% al finalizar junio.

Para finalizar el año 2012 proyectamos un déficit de 122,000 millones, considerando una caída en los ingresos fiscales de 24,000 millones para el año, basándonos en la ejecución enero – junio, que no se refleja en el Presupuesto Complementario.

Este es el mayor déficit registrado en la historia del país, no sólo desde el punto de vista del monto, alarmantemente alto, sino como porcentaje del PIB, que representa alrededor de un 6%.

La deuda pública ha ido aumentando paulatinamente en los últimos años, al pasar de 7,900 millones de dólares acumulados desde el 1930 al 2004 a 24,000 millones de dólares hasta mayo 2012 o, lo que es lo mismo, la deuda aumentó en un 229% desde el 2004 hasta el 2012, incluyendo el Déficit Cuasi Fiscal del Banco Central, que es mucho mayor al percibido por los agentes económicos de nuestro país.

Solo con una acción dramática y rápida podríamos corregir esta crítica situación con daños tolerables. De modo de que tenemos que actuar inmediatamente, con decisión, si no el mercado corregirá la economía dominicana con daños económicos y sociales intolerables.

A través de los tratados de libre comercio firmados hasta la fecha, tenemos acceso, libre de tarifa, a 800 millones de consumidores pudientes en el mundo.

¿Qué significa esto?: que tenemos mercados para exportar 100 veces más de lo que exportamos actualmente. Seremos más competitivos, si eliminamos las barreras visibles y ocultas a la competitividad, y así lograremos el objetivo primario de nuestra nación: el crecimiento económico vigoroso con equidad social. FUENTE ACENTO.COM.DO

(*) PhD en Economía y ex ministro de Finanzas.

Dejar comentario

XHTML: Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>